Préstamo con garantía hipotecaria

Para algunos, es un último recurso; para otros, su impulso: un préstamo con garantía hipotecaria puede dar para todo. ¿Quieres saber qué es un crédito con garantía hipotecaria? ¡Sigue leyendo y aprende!

Listado de préstamos con garantía hipotecaria

¿Buscas créditos por internet? ¿No sabes a dónde acudir? ¿Temes escoger el incorrecto? ¡No te preocupes, llegaste al lugar indicado! Tenemos el gusto de presentarte nuestra lista de prestamistas con garantía hipotecaria. Con ella podrás comparar y escoger, en función de tus necesidades, el ente financiero que más se amolde a ti. Esta lista fue meticulosamente diseñada para ofrecerte la información más fiable y actual, ¡esperamos te sea útil!

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria?

Los préstamos con garantía hipotecaria son aquellos en los que la propiedad del solicitante es puesta como aval en caso de algún impago. Es indispensable que la propiedad esté, como mínimo, pagada 80% de su total. Este tipo de préstamo suele ser solicitado en 5 circunstancias:

  1. Frenar embargos: ¿estás cerca de un embargo? ¡Tranquilo! Es la hora de los créditos con garantía hipotecaria. Podrás pagar la deuda de la propiedad y ganar más tiempo.
  2. Remodelaciones de viviendas: ¡remodelar no es tarea fácil! Muchas personas hacen uso de los esta clase de préstamos para llevar a cabo reformas de viviendas en muy mal estado.
  3. Comenzar tu negocio: todo emprendimiento requiere un capital inicial, que en muchas ocasiones falta. Un préstamo entre particulares con garantía hipotecaria puede apalancar tu negocio en la fase inicial y hacerlo despegar.
  4. Aceptación de herencias: hay que dar para recibir, y las herencias no se escapan de esa realidad. Recibir una herencia a veces significa un desembolso de dinero que no todos podemos cubrir. Por la misma razón es frecuente recurrir en estos casos a un préstamo con garantía hipotecaria.
  5. Refinanciación de deudas: cuando las deudas se vuelven insostenibles, este tipo de préstamo puede ayudarte. Pasar de varios préstamos a uno solo, te permitirá manejar con mayor facilidad tus finanzas personales y cubrir las cuotas de tu nueva -pero única- deuda.

¿Cómo pedir créditos con garantía hipotecaria?

préstamo con garantía hipotecaria

Luego de saber qué es un préstamo con garantía hipotecaria, es hora de hablar de cómo pedirlo. Primero lo importante: es muy fácil. Es un proceso realmente sencillo que ahora puede ser realizado a través de la web.

Para solicitar un crédito con garantía hipotecaria, hay 8 simples pasos a seguir:

  1. Ingresa a la página de tu prestamista de confianza.
  2. Ubica el apartado de préstamo con garantía hipotecaria.
  3. Ingresa la información del formulario, como cantidad de dinero a solicitar y plazo a pagar.
  4. Envía la documentación solicitada por la entidad.
  5. Espera la respuesta a tu solicitud.
  6. Tasa tu propiedad, con el fin de corroborar el monto máximo del crédito.
  7. Valida el contrato del préstamo y fírmalo.
  8. ¡Listo! Pronto recibirás tu dinero a tu cuenta.

Debemos destacar que el paso número 6 es uno de los más importantes con este tipo de préstamos. Para esto tienes 2 caminos: puedes recurrir a un tasador profesional, para ganar tiempo, o hacerlo por tu cuenta, ahorrando algo de dinero. De cualquier forma, como propietario del bien debes tener presentes las siguientes características:

Requisitos para solicitar un crédito con garantía hipotecaria

Los préstamos con garantía hipotecaria no quedan exentos de requisitos y papeles… ¡No te asustes, son pocos y aquí los tienes!

Si cumples con cada uno de estos aspectos, verás que la solicitud de tu préstamo con garantía hipotecaria será mucho más sencilla. Además, te recomendamos tener todo en orden, para que la aprobación sea inmediata.

Beneficios y riesgos de los créditos con garantía hipotecaria

Nada es enteramente bueno o enteramente malo. Un préstamo de dinero con garantía hipotecaria, pese a todo lo que implica, puede marcar seriamente la diferencia en nuestra situación económica. El resultado final depende enteramente de nuestra capacidad de pago y responsabilidad para cumplir con los pagos.

Pero, todo tiene sus beneficios y riesgos. ¿Aún estás decidido en pedir préstamo con garantía hipotecaria? ¡Debes seguir leyendo!

Entre los principales beneficios de asumir este tipo de créditos podemos mencionar los siguientes:

Ahora la otra cara de la moneda: los riesgos e inconvenientes.

¿Es lo mismo un préstamo hipotecario que un crédito con garantía hipotecaria?

diferencia entre préstamo hipotecario y préstamo con garantía hipotecaria

Es importante resaltar la diferencia entre préstamo hipotecario y préstamos con garantía hipotecaria. A pesar de que pueden parecer a primera vista lo mismo, son diametralmente opuestos. Para explicarlo, recordemos qué es un préstamo con garantía hipotecaria.

Como habíamos indicado anteriormente, los préstamos personales con garantía hipotecaria son aquellos en los que un inmueble del solicitante es puesto como garantía. En caso de no cumplir con las cuotas establecidas, el bien puede ser embargado por el prestamista. Estos pueden ser concedidos por entes privados o bancos.

Por otro lado, un préstamo hipotecario tiene como fin la adquisición de una vivienda. Tan simple y llano como eso. Suelen ser otorgados por banco o financieras online y los requisitos varían a los de los créditos con garantía hipotecaria. A continuación, te los enlistamos:

En pocas palabras: un préstamo hipotecario se utiliza para la compra de una vivienda. Mientras que, aquellos con garantía hipotecaria, pueden no tener como fin último la adquisición de un inmueble. Estos créditos son una herramienta muy útil en momentos difíciles. El hacer uso responsablemente de estos le permite a quien los solicite ganar holgadez, tiempo y, lo más importante de todo, tranquilidad.

Asimismo, hay que destacar que no es una solución mágica. Habiéndonos ocupado de la realidad inmediata, es obligatorio tomar las previsiones necesarias para ser pagadores puntuales. Y así evitar vivir en una espiral inacabable de deudas. Por lo mismo, insistimos: un préstamo con garantía hipotecaria es una herramienta, pero recuerda darle buen uso.

Artículos de interés