Línea de crédito

¿Estás interesado en saber qué es una línea de crédito? En este articulo hablaremos sobre cómo obtener una, cuáles son las mejores de España y sobre los tipos que existen. Además, te explicaremos cómo funcionan las líneas de crédito.

Tanto para particulares como para empresas, es posible adquirir este producto financiero siempre y cuando se conserve un buen registro crediticio. Aunque, si estás en ficheros como ASNEF, hay líneas de crédito que otorgan préstamos a personas morosas.

En el caso de que tu intención sea adquirir una línea crediticia, quédate con nosotros para que aprendas sobre ellas. Así podrás elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Pero, para ello, primero debes saber qué es una línea de crédito y aquí lo aprenderás.

Las mejores líneas de crédito en España

Ante tantas opciones de prestamistas en internet, suele ser complicado saber dónde comenzar a buscar financiamiento. Aunque, si tienes el tiempo para revisar algunas ofertas, puedes encontrar la mejor entre todas. Aprovecha nuestra tabla comparadora y seguro que encontrarás tu opción de crédito ideal. En ella incluimos todo tipo de préstamos y alguna de las nuevas líneas de crédito online del mercado.

¿Qué es y cómo funciona una línea de crédito?

Línea de crédito

Una línea de crédito es un monto de dinero otorgado a una persona para que disponga de él a voluntad. Él o ella puede usar todo el dinero si así lo quiere, o por el contrario no gastar nada. De tener cero gastos, el saldo actual no se sumaría al del próximo corte, en otras palabras, no es acumulable. El interés a pagar se calcula en base a lo gastado, no al saldo total disponible.

Cada línea crediticia cuenta con una tasa de interés propia y distintos requisitos para acceder a ellas. Debemos recordar que el interés suele ser mayor a un préstamo normal, y el lapso de espera para pagar menor. Las líneas crediticias ayudan a afrontar los gastos, pero no hay que olvidar cuidarse de los intereses. Si nos planificamos bien, y no gastamos más de lo que podemos pagar, estas nos facilitan muchas compras y situaciones financieras.

¿Como funcionan las líneas de crédito?

¿Cuáles son las características de una línea de crédito?

¿Cómo se solicita una línea de crédito?

Para pedir una línea de crédito online, así como cualquier producto financiero, es necesario pasar cierto procedimiento. Se debe solicitar el servicio al ente financiero, para que este estudie nuestro perfil. El motivo del análisis es asegurarse que somos aptos para la operación. Por ello, si deseas una línea de crédito, te recomendamos cumplir las siguientes condiciones.

Lo primero que necesitamos es tener al menos una cuenta corriente en algún banco. Para solicitar una línea de crédito online hay que ser mayor de 18 años. Tener el DNI vigente y realizar el requerimiento con la entidad financiera.

En el caso de estar en alguno de los ficheros de morosos, podemos asumir que adquirir un crédito se complica mucho. Las entidades bancarias comparten la información crediticia entre todas, si debes dinero a alguna, el resto ya lo sabe. Un cliente con deudas no es un buen candidato a un crédito.

Debes comprobar que puedes devolver el dinero que pides prestado, y que tu situación laboral es estable. También, aunque no estés en ASNEF, lo ideal es no tener muchas deudas, estas harán más difícil obtener una línea de crédito. El éxito o fracaso de la solicitud depende de tu puntaje crediticio, así como el tamaño del monto que te será prestado.

Tipos de líneas de crédito

Tipos de línea de crédito

Existen varios tipos de líneas de crédito, para empresa, autónomos y particulares. Cada una de ellas cubre las necesidades de un determinado público. En breve vamos a explicar en qué se caracteriza cada una y qué tiene para ofrecer.

Líneas de crédito para empresas

Línea de crédito para autónomos y particulares

Este es uno de los productos financieros más solicitados en España. La línea de crédito para autónomos coloca determinado límite crediticio, por un periodo de tiempo, en la cuenta corriente del solicitante. En las empresas pequeñas, su función es dotar de flujo de efectivo si la misma lo necesita. También podemos utilizar el préstamo para pagar algún equipo que sea necesario adquirir o reponer.

Para autónomos, la línea de crédito es una vida extra en términos financieros, podrán pagar la nómina o recibos. También utilizarla para invertir y hacer crecer la empresa. El mantenerse al día con las cuotas hará que el banco aumente los límites crediticios y otorgue más facilidades.

También existe la línea de crédito particular para personas que no tengan empresa o negocios. Estas con una suma a prestar menor que en el caso anterior. Dado que, por lo general, una empresa o emprendimiento suele gastar más que una persona particular.

¿Cómo elegir una línea de crédito?

Estos son algunos pasos que recomendamos para quienes buscan escoger una buena línea de crédito.

  1. Comparar diferentes opciones antes de elegir. Buscar una línea de crédito urgente nos puede llevar por mal camino. Si nos tomamos el tiempo de investigar y comparar diferentes propuestas, tendremos un panorama más claro.
  2. Tener en mente para qué y cuánto necesitamos. Con estas dos cosas definidas, solo hará falta investigar aquellas propuestas que nos puedan interesar y cumplan con los requisitos.
  3. Incluir la tasa de interés y todas las comisiones en la balanza antes de solicitar alguna de ellas. La tasa de interés y las comisiones varían según la financiera que contactemos.
  4. Tomar en consideración el plazo de pago. No recomendamos tomar una deuda que no estemos seguros de devolver. Reembolsar en tiempo y forma un préstamo es positivo para conservar un buen historial crediticio.

¿Deseas obtener la mejor línea de crédito online que se adapte a tus necesidades? Es sencillo, solo hace falta consultar nuestro listado. En él encontrarás las más nuevas líneas de crédito online. Podrás comparar pros y contras entre ellas, hasta elegir la que necesitas.

Diferencias entre préstamo, tarjeta de crédito y línea de crédito

Como hemos comentado anteriormente, las líneas crediticias son un monto concreto, puesto a disposición en tu cuenta corriente. El interés se calcula en relación a cuánto dinero utilices, no en base al monto del préstamo. El interés puede bajar si la línea de crédito se asegura con algún bien, como una vivienda o un vehículo. Los prestamistas, al tener algo que vender en caso de emergencia, otorgan mejores tasas con mayor cantidad y plazos más extensos.

Por su parte, una tarjeta de crédito sirve más para compras diarias, facturas pequeñas y compras online. Esta, a diferencia de las líneas crediticias, goza de un periodo de gracia para devolver el dinero sin pagar interés. Si vamos a gastar una cantidad que estamos seguros de poder pagar, la tarjeta de crédito es la elección correcta. El punto débil es que sus tasas de interés son más altas que las de una línea de crédito abierta.

Un préstamo personal se utiliza cuando es requerido un monto más grande de dinero que una línea de crédito. Usualmente, pero no siempre, tiene un fin determinado, puede ser una inversión o una compra en específico. A diferencia de las líneas crediticias, el interés a cobrar es sobre el monto total prestado. Como medida que compense esto, el plazo de pago es más largo que el de una línea de crédito.

Cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas. Dependido para qué necesitemos el dinero, una opción es mejor que el resto. En el caso de compras pequeñas y dinero que podemos regresar en un mes, la tarjeta de crédito es ideal. Para cantidades grandes, que requieran periodos prolongados para pagar, un préstamo personal sin dudarlo. Ahora, si quieres un seguro de dinero para disponer en tu cuenta corriente, una línea de crédito abierta puede ser la mejor opción.

Ventajas y desventajas de una línea de crédito

pros contras línea de crédito online

Adquirir una línea crediticia tiene sus pros y contras. Vamos a hablar sobre ellas para que estés bien informado al momento de elegir. Así encontrarás la indicada entre las mejores líneas de crédito a tu disposición.

Ventajas de una línea de crédito.

Como ves, las líneas crediticias son un colchón financiero que nos ayuda en momentos puntuales. Tienen intereses más elevados que un préstamo personal pero menores a una tarjeta de crédito. Las desventajas radican en las comisiones que hay que pagar por ella, las cuales te explicamos a continuación.

Preguntas frecuentes sobre las líneas de crédito

Artículos de interés